lunes, 15 de diciembre de 2008

El tiempo pasa rápido, lentamente. Parece una contradición, pero así es. El tiempo pasa rápido, segundo a segundo, lentamente pero sin detenerse y cuando nos damos cuenta, se nos ha pasado algo que queríamos hacer. Eso me ha pasado a mi con este blog. Quería poner muchas cosas, pero al final pasaron los meses sin entrar.Vuelvo hoy con el propósito de que no vuelva a pasar ésto.Para continuar dejo un nuevo terceto:

Noche de otoño,
la luna entre las nuves
y agua en el suelo

Si alguien quiere comentar algo, estaría encantada con ello.

1 comentario:

yiokun dijo...

veo un buen haiku... pero me imagino que la "v" en nube, fue un error de tipeo...

saludos